Tendinitis de rodilla

Tendinitis de rodilla

¿Te han dicho que tienes una tendinitis de rodilla y no sabes como lo tratamos? Bien, pues a continuación te lo explicamos con detalle,

Recordemos que los tendones son esas estructuras elásticas que conectan los músculos con los huesos donde se insertan y básicamente alrededor de la articulación de la rodilla se pueden producir alteraciones en distintos tendones tales, como el tendón cuadricipital, el tendón rotuliano, los tendones de la pata de ganso o isquiotibiales, la fascia lata que explicamos en otro video y el bíceps femoral,

En general y para facilitar la explicación, nos centraremos en explicar la tendinitis más frecuente de rodilla que es la del tendón rotuliano y daremos algunas pinceladas concretas del resto de tendinitis, pero tanto el diagnostico como tratamiento es bastante parecido para todas ellas,

Las tenditinis se producen por fenómenos degenerativos que se generan a partir de pequeñas microrroturas en el tendón por contracciones excéntricas, forzadas y repetitivas del mismo. Las contracciones excéntricas son aquellas que se producen cuando el musculo genera tensión al mismo tiempo que aumenta su longitud.

Se caracterizan por presentar dolor insidioso que según la fase en la que encuentre se presentará en relación con la actividad física, o no, durante o tras la misma, siendo las fase tardía la que presenta dolor constante en reposo y con movimiento. El diagnostico es clínico mediante la exploración física y se apoya en pruebas de imagen tales como la ecografía y/o la resonancia magnética,

El tratamiento inicial en la mayoría de los casos es conservador y se basa en las siglas RICE, reposo, hielo, compresión y elevación más modificación de la actividad. El tratamiento con fisioterapia resulta de vital importancia en todas las tendinitis y existen diversas modalidades de tratamiento, pero en general lo mas importante es realizar programas de estiramiento y fortalecimiento en relación con los músculos y tendones implicados, además de ultrasonidos, EPI, electro frecuencia y taping.

En ocasiones se recomienda también utilizar una cincha rotuliana para quitar tensión al tendón. ES IMPORTANTE llegados a este punto destacar que en el caso de las TENDINITIS ROTULIANAS están contraindicadas la infiltraciones con corticoide debido al riesgo de ruptura que existe tras la infiltración. Las infiltraciones con células madre y/o PRP están indicadas, aunque todavía no existe suficiente evidencia sobre los resultados de las mismas, en cualquier caso, existen paciente que refieren mejoría del dolor y la función tras las mismas,

El tratamiento quirúrgico se reserva para aquellos casos crónicos, refractarios al tratamiento conservador y con roturas parciales. Se puede realizar abierto o por artroscopia, esto es a través de pequeñas incisiones y se basa en realizar lo que llamamos un peinado del tendón, que básicamente es quitar el tejido degenerativo y realizar reinserciones parciales o reconstrucciones completas con otros tendones en casos de roturas parciales o completas.



Abrir chat