Lesiones condrales II

Lesiones condrales II

Indicación y tratamiento de las lesiones condrales.

¿Te han dicho que te tienes una lesión condral y no sabes como se tratan? Bien pues en este video te contamos todo sobre el tratamiento de las lesiones condrales o del cartílago articular,

El tratamiento no quirúrgico inicial de las lesiones condrales incluye periodos de reposo relativo, antiinflamatorios, usar una muleta si es preciso, aplicar frio local y tratamiento con fisioterapia,

Si tras ello no hay mejoría podrían estar indicadas las infiltraciones, que pueden realizarse con células madre o ácido hialurónico con resultados controvertidos dependiendo del tipo de lesión,

En general aquellas lesiones incipientes, pequeñas y en zona de no carga con síntomas leves moderados suelen responder bien a este tratamiento de forma inicial,

Sin embargo, en lesiones mas avanzadas, grandes, en zonas de carga, muy sintomáticas y en pacientes activos y deportistas este tratamiento no suele ser suficiente y suelen precisan cirugía.

El tratamiento quirúrgico lo podemos dividir en tres grupos según su nivel de agresividad que a su vez se correspondería con la gravedad de la lesión,

Por tanto, en lesiones pequeñas de menos de 2cm podemos hacer una limpieza o desbridamiento y unas microfracturas, esto son unas perforaciones en el hueso expuesto, que lo que hacen es producir un sangrado que rellena la cavidad con un tejido parecido al cartílago original, pero de peor calidad,

En lesiones medianas de entre 2 y 4cm podemos o bien poner un parche y rellenarlo con un gel que contiene células madre, esto se llama MACI, o poner un tapón o dos de cartílago que se pueden obtener de la misma rodilla del paciente de una zona de no carga o de un donante, esto se llama injerto osteocondral. 

Y en lesiones grandes mas allá de 4cm se recomienda poner un tapón muy grande que se obtiene de la rodilla de un donante y nos permite cubrir todo el defecto. Esto se llama injerto osteocondral fresco.  

Generalmente tras el tratamiento quirúrgico se suele recomendar un periodo de descarga con muletas de entre 4 y 12 semanas mas un periodo de rehabilitación variable según la intervención de entre 4 y 8 semanas.

Los resultados suelen ser bastante buenos con unos porcentajes de mejoría tras la operación de un 80% aunque esto depende en gran medida del tratamiento aplicado y de la experiencia del cirujano,

Es por ello por lo que os recomiendo siempre consultar con cirujanos acreditados y especializados en el tratamiento de este tipo de lesiones.



Abrir chat