Condromalacia rotuliana II

Condromalacia rotuliana II

En este video explicamos en que consiste el tratamiento de la condromalacia o condropatia rotuliana.

¿Te han dicho que te tienes condromalacia rotuliana y no tienes ni idea de cómo se trata? Bien, pues a continuación te explicamos en que consiste el tratamiento de esta lesión tras frecuente en nuestro medio.  

¿Como se manifiesta? Pues lo más típico es que comience con cuadros de dolor profundo insidioso y gradual en la parte de delantera de la rodilla,

en relación con tiempos prolongados sentados, al subir y baja escaleras, y al realizar actividades físicas que impliquen flexionar la rodilla en repetidas ocasiones.

Se trata de un cuadro muy frecuente en mujeres activas o deportistas que realizan actividades de flexo-extensión de rodilla frecuentes, tales como el spinning, sentadillas con peso, crossfit, entre otros,

El diagnostico casi siempre se realiza en la consulta mediante el examen físico, aunque en ocasiones es necesario hacer una radiografías completas de las piernas, para medir el ángulo entre el fémur y la tibia. También en ocasiones sobretodo si no hay respuesta al tratamiento conservador inicial es recomendable realizar una resonancia magnética.

El tratamiento inicial si hay mucho dolor consiste en realizar reposo relativo, aplicar frio local durante 20 minutos varias veces al día, compresión con un vendaje o una ortesis y elevación de la pierna,

Tras ello es recomendable iniciar un programa de rehabilitación personalizado y controlado para trabajar todas las estructuras que favorecen que la rotula deslice por el surco del fémur de forma adecuada. Para ello es muy importante tratar de potenciar y desarrollar bien el vasto interno del cuádriceps que ayuda a la rotula a no salirse hacia fuera y mantenerla centrada en su rail.

Si tras estas medidas no hay mejoría podrían valorarse las infiltraciones, unas inyecciones en la rodilla para tratar de evitar la cirugía . Estas infiltraciones pueden ser de:

  1. Factores de crecimiento o PRP, la teoría es que regeneran el cartílago y algunos pacientes experimentan mejoría tras un ciclo de infiltraciones,
  2. Acido hialuronico, una sustancia viscosa que actúa como un lubricante articular y favorece el deslizamiento de los hueso entre sí.
  3. En casos de dolor agudo no controlado con medicación oral podría estar indicado infiltrar un corticoide, aunque es mejor evitarlo en la medida de lo posible.

La cirugía siempre debe ser el ultimo recurso y si la realizamos es para tratar de corregir las anomalías anatómicas responsables de que la rotula deslice mal sobre su surco. Para ello realizamos transferencias de estructuras óseas y procedimientos sobre tendones y ligamentos. Estas cirugía son complejas y debe ser siempre individualizadas a las necesidades del paciente por ello os recomiendo que acudáis a cirujanos acreditados y certificados que tenga experiencia realizando estas operaciones. 



Abrir chat